Cómo vivir viajando y trabajar a la vez
2 agosto, 2019
Influencers: cómo reconocerlos
10 agosto, 2019
Mostrar todo

Elegir el nombre que identificará a nuestro negocio puede resultar fácil en muchos casos si se tiene una idea clara de lo que estamos ofreciendo o qué queremos representar.

Pero en muchas ocasiones, los emprendedores encuentran un gran obstáculo a la hora de crearlo y darle identidad a su marca. De hecho, hay empresas y profesionales que se dedican a crearlos por ellos pero… ¿contratarías a alguien para que elija el nombre de tu hijo o hija?

 

Definir el nombre de nuestro emprendimiento no es algo menor; será el primer elemento de comunicación con el que tu público objetivo tenga relación y debe ser algo que ames tanto como para tatuártelo en la frente.

 

En los motores de búsqueda pueden encontrar varias guías que brindan tips para encontrar un buen nombre. Pero mi intensión acá es dejarles algunos consejos bien concretos basados en mi propia experiencia trabajando con emprendedores, desde el lado del diseño y la comunicación para que no cometer errores a la hora de definir su identidad.

 

Sugerencias para encontrar el nombre de tu marca:

 

1) Evitar poner nuestro nombre propio (no soy el mejor ejemplo jajaja). ¿Por qué es esto? Porque si tu empresa tiene visión de futuro y prospera en el tiempo, puede ser que en un tiempo lejano tengas la posibilidad de vender la franquicia y no querrás que tu nombre esté representado por otra persona que no seas vos. Vas a perder tu identidad personal. En algunos casos en los que este primer punto puede obviarse ya que quizás podés ser un coach, consultor o psicólogo y que tu marca esté representada por tu nombre puede darte más status si ya sos conocido.

2) Si debe ser más de una palabra, que sean como máximo dos. Los nombres largos son difíciles de recordar, son incómodos para un diseño de logotipo y para nombres de usuario en redes sociales y direcciones de correo electrónico.

3) Evitá elegir palabra con caracteres especiales (ejemplo: acentos, la letra “Ñ”, signos de puntuación “!”, guiones, diéresis (ü) o cedilla (ç), etc. No son amigables con los medios digitales ya que la gran mayoría de los servidores “leen” en inglés y podrías tener problemas de visualización. Además, vas a tener que resignar esos caracteres en la creación de tu dominio (www) y nombres de usuarios en redes sociales.

 

4) Que sea un nombre fácil de pronunciar. Si elegiste una palabra en otro idioma, que al menos sea “de uso popular” y reconocida (ejemplo: love, happy, etc.)

5) Si ya tenés un posible nombre para tu marca, googleála antes de lanzarte al mundo. Chequeá si ya exisite, si ya hay dominios creados con ese nombre, usuarios en redes sociales, etc.

6) Desde el punto de vista del SEO, intentá que no sean nombres propios de personas, países o ciudades ya que estás aparecerán en los primeros resultados de búsqueda y no tendrás muchas chances de aparecer antes que ellos.

7) La bajada o apoyatura: esto es la frase o slogan que muchas veces vemos debajo del nombre de nuestra marca. Por ejemplo: “PEREZ POZZAN” + “graphic + web designer” (bajada). Esta frase es la que le contará a tu público de qué se trata tu negocio. Aquí también debemos ser creativos ya que si por ejemplo somos “RANDOM + indumentaria” nuestro público no sabrá si es ropa para mujeres, hombres, niños, mascotas, etc. No hace falta escribir un párrafo pero sí explicar qué somos.

8) Suponiendo que en algún momento tu marca puede estar junto a otras en algún brand wall (esos paneles que vemos en los eventos con logos de sponsors) y tiene la posibilidad de ser ordenado alfabéticamente, es recomendable elegir algún nombre que esté dentro de las primeras letras del abecedario (tampoco soy ejemplo maldita sea…).

9) Evitar el uso de números en el nombre. El cierto que hay marcas reconocidas a nivel mundial que los usan, pero esto también puede traer problemas para el diseño de un logotipo, un iso (el iconito o dibujito del logo), para el SEO o para la pronunciación de tu marca (la gente lo pronunciará como lo entienda… en español, en inglés, francés…etc).

10) Por último y no menos importante: debe ser un nombre que ames. El nombre de tu marca debe representar PARA VOS todos los adjetivos que luego desees atribuirle. No importa si el nombre es “PEPITA” mienstras que para vos ese nombre represente tus sentimientos hacia tu negocio.

Estas son mis humildes sugerencias y puede haber muchas más desde otros puntos de vista. Ya hablaré también acerca de cómo desarrollar el branding de nuestra empresa para que minimizar errores comunes.

 

Al final, la última palabra la tenés vos y cuando tu emprendimiento comience a tomar forma sabrás que habrás elegido el nombre correcto.

 

Gracias por leerme 🙂

 

Lucía Pérez Pozzan
Publicista y Diseñadora Gráfica Freelance

 

Nota: Si este artículo te resultó interesante compartilo en tus redes sociales y colaborá con tus amigos emprendedores.

avatar
  Suscripción  
Notify of