10 consejos para crear el nombre de tu marca
6 agosto, 2019
Mostrar todo

Con el auge de las redes sociales y la rápida propagación de los mensajes que en ellas se comunican han surgido nuevas maneras de referirnos a quienes están detrás de ellas.

Pasando rápido a través de los años, el primer concepto popular fue “youtuber” haciendo referencia a las personas que, sin necesidad de ser contratados por algún medio tradicional (televisión o radio). Estas personas, podían crear su propio canal en YouTube, crear y subir contenido propio libremente llegando a millones de usuarios en todo el mundo.

 

Al principio costaba creer que ese pudiera ser un tipo de medio mediante el cual “el youtuber” pudiera generar ingresos de dinero. Pero hoy en día ya son más que populares los casos de éxito de gente que ha ganado muchísimo dinero a través de este formato.

 

Las redes sociales fueron evolucionando hasta el día de hoy, brindándonos muchas herramientas para que cualquiera que desee expresarse pueda hacerlo de manera que se sienta más cómodo.

En fin, siento que no estoy contando nada nuevo así que vamos al punto con el tema del título: los Influencers.

¡Que incomodidad nos sigue produciendo esta última definición! Y aquí van algunas de las principales características para que puedan identificarles (o identificarse).

 

Los Influencers son los viejos y conocidos líderes de opinión. Un líder de opinión básicamente es es una persona u organización que tiene la capacidad de ejercer influencia sobre las actitudes o la conducta de otros individuos. Ni más, ni menos.

 

¿Podemos autoproclamarnos influencers? Autoproclamarse Influencer es como atribuirse el título de líder (sería como la diferencia entre un jefe y un líder nato, elegido por su gente, sin tener título como tal). Pero si nuestras estadísticas o engagement con nuestra comunidad lo demuestra sí podremos hacerlo.

 

No importa la cantidad de seguidores que tengas si no la calidad. Aquí lo que nos importa más allá de los likes, followers y comentarios es la conversión.

 

Lo que llamamos conversión en marketing digital es, a grades rasgos, alcanzar el objetivo que nos hayamos propuesto a través de los distintos medios (redes sociales, web, anuncios, etc). Estos objetivos pueden ser diferentes: generar ventas, nuevas suscripciones, nuevas visitas a nuestro sitio, etc.

 

Los influencers, estos deben generar lo mismo para poder colgarse este título: tener un alto porcentaje de conversiones.

 

Estas acciones no necesariamente deben traducirse en ventas u objetivos de una empresa. Pueden ser influencers que se ponen un mono en la cabeza y al otro día vemos miles de personas con monos en la cabeza por la calle.

 

Así, pueden ser referentes de servicios y productos que utilizan o formas de pensar que nos hacen cambiar nuestra visión o realizar determinada acción.

 

Dentro de todos este espectro de figuras podemos tener defensores del medioambiente que nos cuentan a diario cómo cuidar el planeta sin vendernos nada o hasta personas a las cuales podemos llamar “mediáticos” o “celebrities” de los cuales somos fans.

No quiero extenderme demasiado en este tema por que me parece que ya se entendió. Ahora es tu turno (como usuario o como empresa) darte cuenta quienes son realmente influencers y  en quién vas a depositar tus intereses o hacer tus apuestas.

 

Te invito a dejar tu opinión en este posteo para que podamos seguir debatiendo juntos.

 

Y como siempre, gracias por leerme.


Por: Lucía Pérez Pozzan
Publicista y Diseñadora Gráfica Freelance

avatar
  Suscripción  
Notify of